24 febrero 2017

RESEÑA: Un seductor sin corazón, de Lisa Kleypas




Un capricho del destino.
Devon Ravenel, el libertino más encantador de Londres, acaba de heredar un condado, pero su nuevo rango social incluye unas cuantas sorpresas. La propiedad heredada carga con numerosas deudas y las tres inocentes hermanas del conde aún ocupan la casa… junto con Kathleen, Lady Trenear, una joven viuda cuyo agudo ingenio y determinación se equiparan a los del propio Devon.
Un choque de voluntades.
Kathleen sabe que no debe confiar en un bribón como Devon, pero la fuerte atracción que existe entre ambos es innegable… y tras estrecharla entre sus brazos por primera vez Devon jura hacer lo que sea para poseerla. ¿Conseguirá ella evitar entregarle el corazón al hombre más peligroso que jamás ha conocido?





Hace semanas que leí este libro  y tenía la reseña hecha en la libreta pero entre el viaje a Madrid para el RA, la vuelta al trabajo y demás, no he podido dedicar unos minutos para ponerme con ello. Así que pido disculpas por tener el blog abandonado este par de semanas.

Como es costumbre en las novelas de Lisa Kleypas, viajamos en el tiempo hasta la época victoriana para encontrarnos con Devon Ravenel, un hombre disoluto cuya alergia a las responsabilidades va a ser puesta a prueba cuando su primo muerte y a él le toca heredar el titulo. Por si eso no fuera poco, a todo eso hay que sumarle la custodia de tres adolescentes primas suyas y la viuda de que fue su primo.

Devon se presenta en la propiedad dispuesto a venderla, deshacerse de las chicas y la viuda y olvidarse de que un asunto tan desagradable como ese ha tenido lugar. Él solo quiere volver  a su disoluta vida, a sus juergas y sus escasas preocupaciones.

Hasta que conoce a la viuda, Kathleen, y decide que, a lo mejor, no es tan malo eso de tomarse las cosas en serio por primera vez en la vida. Quiere seducirla pero con cuenta con la férrea determinación de Kathleen a no dejarse seducir por un bribón como él.

Hasta aquí, todo bien. Una novela con una trama algo vista, con dos personajes con un carácter fuerte y una lucha de voluntades que debería acabar —y acaba, como con la gran parte de las novelas románicas—, con un final feliz.

La novela prometía pero para mí, se ha quedado corta. Tanto tiempo esperando una novela histórica por parte de Lisa y su regreso a este género no ha podido decepcionarme más. No está al nivel de El príncipe de mis sueños —libro que habría quemado de no dolerme tanto el dinero que invertí en él—, pero me esperaba más de ella. Es lo que pasa cuando una de tus autoras favoritas no llega a la altura de las expectativas que ha ido manteniendo a lo largo de lso años.

Quitando algunos momentos de “tira y afloja” entre Devon y Kathleen, no he visto feeling entre ellos por ninguna parte y casi me gustaba más la relación con el hermano de Devon  que con el propio protagonista. No me han dicho nada los personajes principales y algo en la actitud de Kathleen me chirriaba. Era como esas personas que te caen mal pero no sabes el motivo. Por suerte, los personajes secundarios salvan el día: las gemelas revoltosas, la dulce Helen, Rhys Winterborne (protagonista junto con Helen, de la segunda parte de esta serie, Casarse con él) y el hermano de Devon.

Un seductor sin corazón me ha parecido algo pobre, con poca transición y un final muy acelerado. No he visto el germinar de los sentimientos y, tratándose de una novela romántica, es algo que no puedo pasar por alto. El tema de los libertinos y las mujeres de buena conducta está demasiado trillado a mi parecer. Se necesita “sangre”fresca, tramas que atrapen y, si él tiene que ser un libertino y ella una viuda respetable, que así sea, pero que la trama consiga mantenerte pegado al libro hasta el final.

Puede que más adelante me anime a leerla otra vez pero teniendo en cuenta lo decepcionada que me he quedado, dudo que lo haga.

Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...