06 agosto 2017

RESEÑA: Trono de Cristal, de Sarah J Maas



La magia ha abandonado el mundo y un malvado rey gobierna desde su trono de cristal. Es en ese momento cuando una temible asesina llega al palacio. No está allí para matar, sino para ganarse su libertad. Si consigue acabar con 23 asesinos, ladrones y guerreros en una competición por convertirse en el mayor asesino del reino, entonces conquistará su libertad. Ella se llama Celaena Sardothien. El príncipe tratará de engañarla. El capitán, de protegerla. Pero ambos la aman. Y la princesa de un reino vecino se convertirá en algo que Celaena nunca pensó que tendría: una verdadera amiga. Pero algo terrible se mueve por el palacio y ha llegado dispuesto a matar. Mientras sus competidores van cayendo uno a uno, la lucha de Celaena por ganar su libertad se convertirá en una lucha por sobrevivir y en un reto imposible por acabar con la fuerza maligna que trata de destruir su mundo. El reino ha convocado a una asesina. Dos hombres la aman. Todo el reino la teme. Pero solo ella puede salvarse a sí misma...



No tenéis ni idea de la cara de lerda que se me quedaba cuando entraba a twitter y gran parte de mi TL hablaba de ACOTAR o ACOMAF. Pensaba, ¿esto qué es? ¡La gente está súper enganchada a lo que se suponga que es eso! Pues bien, misterio resuelto: es una saga de libros de la autora Sarah J Maas y parece que está causando furor. No he los he leído aún pero sí que me he leído el primero de otra serie suya y es de este del que voy a hablaros.

 Durante todo este mes de julio he participado en la Lectura Conjunta del libro Trono de Cristal. Éramos apenas 4 personas pero me lo he pasado genial. Teníamos una lista de capítulos para leer durante la semana y dedicábamos los domingos tarde/noche para comentar. Nunca había participado en una lectura así y la experiencia ha sido tan buena, que me he apuntado a otra (esta vez más “bestia” porque se trata de leer toda la saga entera de Shadowhunters. ¡Tenemos lectura para todo un año! ).

Y antes de que se me olvide, os dejo aquí las reseñas de dos de las integrantes del club de lectura:

Marta del blog The somewhere library
Patri del blog Written in the sand

Pero volviendo a Trono de Cristal. Nos presentan a Celaena Sardothien, una asesina a sueldo encerrada en las minas de sal como castigo por todos sus crímenes. No es más que una niña y en algunos puntos, sus comportamientos así lo demuestran. Un año después de eso, la sacan de las minas para llevarla ante el príncipe. Tiene un trato que proponerle: si acepta participar en la competición para convertirse en la asesina del reino, se ganará su libertad. Y esa palabra y lo que supone es aliciente más que suficiente para que Celaena acepte. Pero no todo va a ser tan fácil. Celaena sabe que es buena pero ni ella misma se cree capaz de vencer el mal que recorre los pasillos de palacio, llevándose a sus competidores uno por uno. No nos olvidemos del amor y del tándem Celaena- príncipe Dorian- Chaol (el guardaespaldas de la asesina). A su manera, los dos están interesados en ella, aunque tienen unas formas diferentes de demostrarlo.

No puedo decir que haya sido un gran libro porque no lo es, pero sí que ha estado entretenido. Con una trama muy similar a Los Juegos del hambre (un juego a vida o muerte entre un grupo de aspirantes al título, en este caso, de asesino del reino), consigue atraparte casi desde el principio. Tiene un estilo ágil, sin muchas ceremonias y con la información justa y necesaria; no se va por las ramas y eso es algo que se agradece. En este tipo de historias donde la acción está a la orden del día, se agradece que la lectura sea ágil y fácil de leer y que no se pierda en descripciones rimbombantes que entorpecen la lectura.

 Está escrito en tercera persona, cosa que agradezco infinitamente. Estoy un poco cansada de las escritas en primera.


 En cuanto a los personajes, ha habido de todo. Celaena ha sido un buen personaje, una buena protagonista pero también es cierto que había momentos en que su comportamiento era contradictorio: muy infantil y caprichosa en unas partes y muy “madura” y sentida en otras. No puedo decir que me haya gustado pero tampoco me ha desagradado. Hay que tener en cuenta que no estamos ante la típica protagonista, sino que se trata de una asesina, de una niña de apenas diecisiete años que se ha hecho a sí misma y que ha sobrevivido al asesinato de sus padres como ha podido. A lo largo del libro nos dan pequeñas pinceladas y detalles que le llevan a una a pensar que Celaena no es todo lo que aparenta, que es más que la asesina de la que se vanagloria de ser. Estamos ante el primero libro, que ha servido más de introducción que otra cosa, pero habrá que esperar al siguiente para ver si las suposiciones que ibas haciendo mientras leías, son ciertas o no.

 Por otra parte, tenemos al príncipe heredero, Dorian. Creo que podría decir que ha sido uno de los personajes que más me ha gustado. No da la talla como príncipe heredero, al menos, no se comporta como tal, pero sí que ha demostrado ser el que más “corazón” tiene. Está cansado de la política, del falso ambiente de la corte, de que su madre le de listas de posibles esposas porque tiene que casarse por el bien del reino. Él solo quiere casarse por amor y, aunque Celaena no es más que una asesina (o eso parece), lo que siente por ella le lleva a plantearse incluso el casarse con ella. Lo dicho: es el primer libro y veremos qué pasa con el siguiente.

 Después tenemos al tercero en discordia, Chaol. Amigo del príncipe, soldado del reino y protector (muy a regañadientes) de Celaena durante la competición. Chaol es, casi con toda probabildad, uno de los personajes que más me ha costado leer. Siempre muy hermético, controlado, muy suyo. Es seco y autoritario con Celaena, quizá porque no se acaba de fiar de ella o quizá, porque empieza a gustarle más de lo que debería. Lo que está claro, es que no le es tan indiferente como pretende hacer creer y tiene gestos que así lo demuestran. Sigo sin saber muy bien qué pensar de él.

 No es que estemos ante un triángulo amoroso, al menos no como yo lo concibo, pero sí que se nota desde el principio que hay algo entre ellos. Eso sí, la forma de resolver ese conflicto al final del libro, no me ha acabado de convencer. Muy rápido, algo incoherente en algunos puntos…

 El resto de personajes, sin necesidad de gran cantidad de información de ellos, han sido unos buenos secundarios y han sabido estar en su lugar. Y tengo que destacar al rey que, pese a haber salido apenas en un par de escenas, es el que más peso tiene en la historia. Quizá porque, al igual que muchos, no es lo que aparenta ser y estoy segura de que mostrará su otra cara en el resto de libros.

 El punto mágico del libro da para muchas elucubraciones, teorías y demás. Abre un abanico de posibilidades que con Trono de Cristal apenas podemos empezar a vislumbrar. Solo han sido pinceladas que te han hecho ver que, pese a que dicen que la magia está extinta y castigada, eso no es del todo cierto. Queda mucha tela que cortar en ese aspecto.

 Como he dicho antes, no ha sido la gran maravilla del libro (de hecho, lo que más he disfrutado ha sido con los comentarios de los domingos en los que decíamos qué nos había parecido y las teorías locas que nos pasaban por la cabeza) pero sí que ha abierto el gusanillo de la curiosidad. Entretenido, dinámico y con una trama que no te dejará indiferente.

 Ahora, toca empezar con el segundo.



 Y vosotros, ¿lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? 

 Un abrazo y hasta la próxima.
Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Hola Lana,he llegado aquí por la reseña de Patri, ya he leído la de Marta sobre esta conjunta que habéis hecho y veo que cada una tenéis una opinión completamente distinta mientras que una casi adora a Chaol tú no sabes que pensar de él y lo mismo con Dorian, por ejemplo pero en la variedad está el gusto!! ;)

    A mi Celaena me parece estupenda... cambiante, sí, pero con muchas cosas por detrás. A ver si te animas con el 2º
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, María! Lo cierto es que nos lo pasamos muy bien y Chaol siempre salía a la conversación y aunque en el primer libro me inclinaba más por Dorian, tengo que reconocer que en este segundo libro (sí, ya lo he empezado jajaja) me gusta más Chaol. Pero no se lo digas a Patri que me soltará un ¡TE LO DIJE! bien grande y con colores fluorescentes jajaja.

      Celaena es, para mi, una contradicción andante. Me gusta que sea diferente a todas las heroínas de libros pero tiene puntos y aspectos tan Mary Sue que me echan un poco para atrás.

      ¡Muchas gracias por comentar y seguirme!

      Un besazo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...